El peligro de los productos de las "start-up"

Parece que cualquiera puede iniciar un negocio, incluso a veces con una buena idea. Pero tienen un grave problema: suelen cerrar dejándote con el culo al aire.

También las empresas que ofrecen productos con la promesa de mejorarlos, promesas que demasiado a menudo no se cumplen.

Vemos dos ejemplos.



Primer ejemplo: iRex Iliad
Iliad era un lector de libros electrónicos de la empresa iRex Technologies que funcionaba con tinta electrónica.

Cuando salió al mercado en 2006 era caro en comparación al resto de lectores, pero tenía una pantalla grande, casi un DIN-A5 (medio DIN-A4), aunque no era especialmente rápido ni cargando los libros ni pasando páginas, dependiendo del formato.
Incluso tenía conector de auriculares y prometieron que podría reproducir MP3.

¿Qué ocurrió?
iRex Technologies llegó a lanzar al mercado una segunda versión en 2017 sin aún haber cumplido la promesas sobre el primer modelo.

Y de ahí, al olvido.

El resultado:
Todos los que compraron un iRex Iliad se quedaron con un producto que no era lo que prometieron.



Segundo ejemplo: EO1
Es un marco digital de gran formato que fabricó Electric Objects, una start-up que aprovechó el hueco en el mercado de marcos digitales de gran formato y capaz de reproducir GIF's animados.

¿Qué ocurrió?
Electric Objects cierra y deja sin garantía a los que han comprado uno, eso sí, se disculpan por ello, piden comprensión y pelillos a la mar.

El resultado:
La forma de cambiar la imagen del dispositivo es a través de una aplicación para móviles, que requiere de conexión a sus servidores, o a través de su web, la cual casi con seguridad deje de existir.

Era fácil hacer que se pudiera hacer con bluetooth (que lo usa para la configuración inicial), pero querían tener la sartén por el mango de la distribución de imágenes para su dispositivo. Tanto que ahora, cuando cierran, va a ser complicado sino imposible seguir utilizando el EO1, aunque hayan vendido la aplicación de GIPHY.

Veremos cuánto tiempo tarda GIPHY en dejar de dar soporte a un producto que ya no se fabrica y del que no va a obtener ningún beneficio.

Es más, en Electric Objects aún se están pensando si liberan el código del dispositivo para que quienes compraron su producto tengan la opción de modificarlo ellos mismos para hacer que no dependa de sus servidores.

Conclusión:
Yo me lo pensaría dos veces antes de comprar ningún producto con promesas de mejoras ni de una empresa cuya solvencia no esté demostradas y pueda garantizar un servicio técnico tras la venta: no basta con que lo digan, además deben poder demostrarlo.


Después de start-up's que ni siquiera desarrollan el producto o desarrollan un desastre, tenemos las que por una mala planificación de su propio negocio terminan cerrando antes del quinto cumpleaños.



¿Qué es "la mayoría silenciosa"?

"La mayoría silenciosa" es un término que usó el Partido Popular durante las manifestaciones contra los recortes sociales hace unos años para restar importancia a la gran cantidad de ciudadanos que protestaban.

Es decir, atribuyen una posición ideológica a todos los que no manifiestan una concreta.

Como buena falacia y tergiversación ha tenido mucho éxito entre nuestros políticos, usándola cada vez que les conviene desacreditar una porción significativa de ciudadanos que se muestran contrarios a su discurso.

No he visto a nadie atribuir una opinión política a todos los ciudadanos que aún teniendo derecho a voto, se la soplan las elecciones. Y esta cantidad de ciudadanos no es nada despreciable y su actitud muy significativa de la salud de una democracia.

Sería interesantísimo que se hiciera una encuesta entre esas personas que deciden no votar para conocer sus motivos y le auguro un resultado: "votar no sirve para nada".

Y tendrían razón, si fuera ese el resultado, porque estamos hartos de ver cómo los políticos no solo incumplen sus promesas si no que ignoran y acallan con las fuerzas del estado nuestra opinión. Esto no se puede llamar democracia.

Señores políticos: democracia es más que poner un parlamento y un Senado donde puedan ustedes jugar a ser importantes.

Cada vez que oigo a alguien nombrar "la mayoría silenciosa" ya sé lo que está intentando, cuál es la calidad de sus argumentos y su concepto de ética.

Adiós a los anuncios de video

Los anuncios de vídeo que se reproducen automáticamente en los móviles son lo peor después de las ventanas emergentes: de repente comienza a sonar un audio y a consumir tu cuota de datos.

Pero tiene solución, al menos en Google Chrome: basta con introducir el siguiente enlace y desactivar la reproducción automática.

¿Y los auriculares?

De vez en cuando algún o alguna lumbrera toma una decisión, como la de quitar el conector de los auriculares en sus móviles.

Es el caso de Apple y Google.

Pero parece que ninguna de estas dos empresas tiene en cuenta algunos detalles ni cómo no han triunfado ni los ratones ni los teclados inalámbricos. Por algo será.

Un cable es un engorro: en esto no creo que haya discusión.

La pregunta es si es menos engorroso usar baterías que hay que recargar cada día y que habrá que sustituir cuando dejen de funcionar, porque las baterías no son eternas, y para colmo algunos fabricantes ni siquiera lo prevén o cuando lo hacen es pasando por su servicio técnico y con una bonita factura por los servicios prestados.
Y la respuesta es claramente "no": no es mejor.

Los mandos a distancia pueden usar las mismas pilas durante años. Las baterías de los auriculares inalámbricos hay que cargarlas cada día.

No merece la pena, pero aquellas lumbreras insisten, y lo hacen no por mejorar tu vida sino sus ventas: siguen con el "¡Consume! ¡Consume!" porque no son incapaces de hacer productos realmente útiles.

El día que tenga que comprar un nuevo móvil será uno con conector de auriculares.

Ahí lo dejo para las empresas que fabrican móviles.

El artículo 155 de la Constitución: ¿Y si quien no cumple es el estado?

El estado, al igual que la comunidades autónomas y los ciudadanos, debe cumplir la ley.

Si los ciudadanos no la cumplimos, se nos aplica la ley.

Si las comunidades autónomas no la cumplen, se les aplica la ley y el artículo 155 de la Constitución.

Si el estado no la cumple, como por ejemplo con la ley de amnistía fiscal o con las "devoluciones en caliente", ¿qué ocurre? En la práctica nada.

Si los políticos no cumplen sus obligaciones, como velar por el interés general, ¿qué ocurre? Nada.

Durante su estos últimos meses he estado oyendo y leyendo mucho si re la obligación de cumplir la ley, como si fuera algo inamovible, y no lo es.

Cuando una ley es injusta, la desobediencia ciudadana está de sobra justificada. En la historia sobran ejemplos, y con esto no justifico cualquier incumplimiento de la ley.

Pero cuando una proporción no despreciable de la ciudadanía se muestra en contra,

Rompiendo dedos, de uno en uno (o esguinces) (Actualizado 2017-10-03)

La actuación de la Policía Nacional el 1 de octubre en Cataluña vuelve a mostrarnos lo mismo que vimos en las manifestaciones contra los recortes de hace unos años en Madrid.

Esta vez hemos visto cómo un Policía Nacional le rompe los dedos de la mano, uno a uno, (o según otros "solo" le hace esguinces, dedo a dedo), a una mujer que protestaba pacíficamente en un colegio electoral.

No hay mucha diferencia entre rompérselos o provocarle esguinces dedo a dedo. Ambas lesiones son intencionadas, gratuitas, innecesarias, impropias en un cuerpo de seguridad de un estado democrático e inaceptables.

Y no solo eso: también pudimos ver cómo un Policía Nacional, desde lo alto de una escalera, salta con las botas por delante sobre unos ciudadanos a los que acaban de tirar por la misma escalera.

Una cosa es requisar urnas y papeletas y desalojar un espacio público y otra muy distinta todo esto.

El sadismo es intolerable en un cuerpo de seguridad del estado y animo a buscar en los vídeos el número de identificación de estos policías y denunciarlos.


Actualización 2017-10-03: 
Ahora sabemos que la mujer de los "dedos rotos" tan solo tiene capsulitis en uno de los dedos.

La pregunta es si esa lesión es accidental o intencionada y sin motivo por un policía.

Sobre el policía saltando sobre ciudadanos, lo podemos ver aquí, al inicio del video.